Skip to content

El timo de la L-Carnitina

2 agosto, 2012
Hay miles de empresas y sectores que se aprovechan de la ignorancia de la gente, para vender los denominados productos timo, que no tienen el efecto del que alardean. Un caso muy representativo es el de la L-carnitina.
La L-carnitina se vende principalmente orientada a culturistas o deportistas inocentes que quieren quemar grasa de una forma rápida y eficaz. La gran propaganda y la pseudoexplicación científica que dan han provocado que sea un éxito de ventas.

¿Qué promete el producto?

Este producto se vende como una molécula “devoradora de grasas”. Se explica que es transportadora de ácidos grasos, llevándolos a la mitocondria (un orgánulo celular), donde se dará su degradación  (está ejemplificado de forma errónea en la imagen de la derecha).
Así pues, la lógica que usan es que, al haber más transportadores, se quemarán más grasas.
Explicado así parece incluso lógico, de manera que muchísima gente acaba picando. Pero esta explicación es ERRÓNEA.

¿Cómo funciona realmente la L-carnitina?

El metabolismo de los ácidos grasos se da en la mitocondria, pero éstos no pueden entrar libremente en ella. Por este motivo, se necesitan transportadores que ayuden a llevar las grasas al interior de las mitocondrias.
Este proceso se da en diferentes pasos:
  1. Los ácidos grasos están unidos a una molécula llamada Acetil-CoA. Cuando se disponen a entrar en la mitocondria, se intercambia el acetil-CoA por una molécula de L-carnitina.
  2. Una vez el ácido graso está unido a la L-Carnitina, debe unirse a un transportador (Carnitin aciltransferasa I) que encontramos en la membrana externa de la mitocondria, permitiendo que la L-Carnitina y el ácido graso entren.
  3. Una vez dentro, el ácido graso se separa de la L-carnitina y se vuelve a unir al Acetil-CoA.
Así pues, hay dos discrepancias respecto a la explicación que dan los vendedores:
  1. La L-Carnitina por sí misma es incapaz de hacer que los ácidos grasos entren en la mitocondria para ser degradados.
  2. El verdadero transportador, que marca cuántos ácidos grasos entran, es la carnitina aciltransferasa I (CAT-I).
Así pues, para que entren ácidos grasos en la mitocondria, son necesarios tanto la L-Carnitina como el transportador CAT-I. El número de transportadores CAT-I marca cuántos ácidos grasos entran. Así pues, por mucha L-Carnitina que haya, el limitante será el transportador CAT-I, de modo que NO se aumentará la degradación de ácidos grasos.

La desinformación de internet

La facilidad de comunicación y expresión de internet, ha permitido que en miles de foro, blogs y webs, se difunda lo “maravilloso” de este producto y se aconseje mal a millones de personas, instándolos a gastar su dinero en un producto que no es más que un “placebo”.

Se dice que hay que combinar el tratamiento de L-Carnitina con dieta y ejercicio, porque si no, no es efectiva. ¿Por qué? Porque la L-Carnitina no funciona, pero la dieta y el ejercicio, sí.

Espero haber abierto los ojos, aunque sea mínimamente a las personas que alguna vez han tomado o defendido este producto. Si os queda alguna duda, no dudéis en comentar.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. DefecatorPlus permalink
    14 diciembre, 2012 7:32

    Es acojonante cómo son capaces de engañar a la población mientras las autoridades sanitarias, supuestamente para velar por nosotros, hacen la vista gorda con éstas cosas.

    Sugerencia: Podrías hablar un día de los L casei inmunitas, que también suenan a timazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: