Skip to content

Lo que deberías saber sobre el Cáncer

22 noviembre, 2012

El cáncer es una enfermedad que evoluciona durante los años, pasando por estadios de iniciación, promoción y progresión. Las sustancias que provoquen un inicio de este cáncer serán los carcinógenos.

INICIACIÓN DEL CÁNCER

El cáncer es iniciado por una sola célula, que acumula diferentes mutaciones que la hacen inmortal e inmune a la defesa del organismo. Se considera que estos cambios que sufren las células son:

  1. Autosuficiencia en cuanto a factores de crecimiento. Las células normales, por defecto, están programadas para morir. Solo se mantienen vivas mientras reciben, por parte de otras células, los factores de crecimiento. Las células cancerígenas sufren diferentes mutaciones, que provocan una supervivencia, independientemente de si reciben o no factores de crecimiento.
  2. Insensibilidad a las señales de inhibición del crecimiento. Encontramos diferentes genes que se encargan de inhibir procesos de división y de crecimiento. Las células potencialmente cancerígenas tendrán mutaciones en estos genes, provocando que no sean funcionales y por tanto no hagan su función inhibitoria.
  3. Evasión de la apoptosi. La apoptosis es la muerte celular programada, un mecanismo de “suicidio” que tienen las células cuando se dan cuenta de que su material genético está muy alterado. En las células cancerígenas, también encontramos mutaciones que impedirán que la célula siga la vía del “suicidio”.
  4. Capacidad de replicación ilimitada. Las células cancerígenas suelen tener mutaciones que activan el gen de la telomerasa. Para entender la función de este gen, debemos explicar brevemente la función de los telómeros. Los telómeros son unas capuchas situadas en los extremos de los cromosomas, que con cada división se van haciendo más cortos. Cuanto más cortos son, menos capacidad de dividirse tendrá la célula. La telomerasa es una proteína que se encarga de regenerar estos telómeros, de manera que su tamaño no disminuya, haciendo que las células cancerígenas puedan dividirse de forma ilimitada.
  5. Angiogénesis autosustentada. La angiogénesis es la formación de nuevos vasos sanguíneos alrededor del tumor. Las células cancerígenas secretarán determinadas sustancias que propiciarán este fenómeno.
  6. Invasión tisular y metástasis. Sobre este fenómeno todavía no se ha arrojado mucha luz, pero sería el proceso por el cuál el tumor es capaz de penetrar en el interior del tejido en el que se ha formado, y de migrar a otros tejidos, desarrollando metástasis (réplicas del tumor a distancia).

Así pues, una célula reunirá todas estas mutaciones y se irá replicando, generando al cabo de mucho tiempo (en función del tiempo de replicación), un tumor.

Es lógico observar que la frecuencia de casos de cáncer aumenta con la edad, puesto que las mutaciones no reparadas se acumulan a lo largo de la vida, y al final de ésta ya tenemos unas cuantas, además de que los mecanismos de reparación funcionan peor. Si todos viviéramos el tiempo suficiente, acabaríamos desarrollando algún tipo de cáncer.

TUMORES BENIGNOS Y MALIGNOS

Hay diferentes elementos que nos permiten distinguir, en general, un tumor benigno de uno maligno. Los podemos encontrar resumidos en la siguiente tabla:

Tumor benigno Tumor maligno
Forma de las células tumorales Son parecidas a las del tejido de origen. Son muy distintas a las del tejido de origen, tienen un núcleo muy grande.
Capacidad proliferativa Suele ser baja. Suele ser alta.
Capacidad de metástasis Nula. Elevada
Tratamiento Extirpación quirúrgica. Son bastante sensibles a la quimioterapia y radioterapia (en general).

Cabe la posibilidad de que un tumor benigno evolucione en un maligno, pero dependerá del tipo de cáncer específico que sea.

CAUSAS DEL CÁNCER

Los factores que producirán cáncer, serán aquellos que puedan afectar al DNA, sobretodo por la acumulación de mutaciones a lo largo de la vida que no consiguen ser reparadas. No encontraremos una causa concreta, pero sí que podemos establecer una serie de factores exógenos (externos) o endógenos (del propio organismo), que pueden favorecer su aparición.

  • FACTORES EXÓGENOS O EXTERNOS.
  • Físicos. El caso paradigmático es el de las radiación solar (UV), que en exceso y en gente sensible (albinos, gente con la piel clara), promueve la aparición de melanomas.
  • Químicos. Será el caso del humo del tabaco. Éste contiene sustancias carcinogénicas, que pueden actuar tanto a nivel local (vía respiratoria) como a distancia (vejiga, esófago).
  • Biológicos. Tenemos algunos casos de cáncer que están provocados por bacterias o virus. Un ejemplo será el virus del papiloma humano, que provoca lesiones en las células del endometrio, provocando cáncer de útero en las mujeres.
  • FACTORES ENDÓGENOS. Hay que dejar claro que el cáncer NO es una enfermedad hereditaria. Por otro lado, sí que es posible heredar mutaciones que puedan favorecer la aparición de éste (algunas de las citadas en el apartado “iniciación del cáncer”), aunque siempre será una probabilidad y no una certeza.

TRATAMIENTO DEL CÁNCER

El tratamiento del cáncer es un tema muy complicado, puesto que existen centenares de tipos de cáncer y centenares de diferentes subtipos dentro de cada tipo. Cada uno se comportará de forma muy distinta, tendrá mutaciones completamente diferentes y, por lo tanto, el tratamiento no podrá ser el mismo ni tendrá la misma efectividad. Por poner un ejemplo, solo de tumores de hueso y cartílago, tendremos: osteoma osteoide, osteoblastoma, osteosarcoma, osteocondroma, endocondroma, condrosarcoma, Sarcoma neuroectodérmico primitivo, tumor de células gigantes y cordomas. Y dentro de cada tipo, existen muchos subtipos diferentes, muchos de los cuales todavía no se sabe nada. Como podéis imaginar, la gran variabilidad constituye un problema en el tratamiento, puesto que todavía se desconocen el funcionamiento real de muchos de estos tumores (cada día se descubren nuevas mutaciones en cada uno de ellos, aunque realmente no se sepa qué función tienen).

El tratamiento suele ser quimioterapia o radioterapia, que daña el DNA de las células que tienen una elevada capacidad proliferativa (tienen que formar nuevo DNA y hay más probabilidad de que por la terapia se sufran mutaciones que provoquen la destrucción de la célula). El problema de estas terapias, es que también afectan a otras células con esta elevada capacidad proliferativa, como las células epiteliales. Por ese motivo encontraremos efectos secundarios como caída de pelo o vómitos (por irritación del epitelio de la vía digestiva). También encontraremos como efectos secundarios la aparición de otros cánceres a causa de la terapia.

Por otro lado, también se están intentando desarrollar terapias personalizadas para el tipo de tumor, quitándole o bloqueando los mecanismos específicos que él tiene para sobrevivir. Pero estas terapias todavía están muy verdes, a causa del gran desconocimiento que todavía hay sobre este tema.

Otro problema muy importante a tener en cuenta es el momento del diagnóstico. Por ejemplo, para que un tumor en la mama sea palpacle (1 cm de diámetro, aproximadamente) ya lleva de media unos 12 años de evolución. Además, hay otros tumores que no dan ninguna sintomatología hasta que ya han crecido mucho (tumor de páncreas) o que incluso nunca llegan a dar y se descubren antes las metástasis que puedan dar que ellos mismos. Obviamente, cuanto más tarde se encuentre el tumor, peor pronóstico hay. Por ese motivo también se está invirtiendo mucho en la investigación de nuevas pruebas diagnósticas, que permitan detectar el problema a tiempo.

PREVENCIÓN DEL CÁNCER

Encontraremos diferentes mecanismos que ayudarán a la prevención del cáncer:

  • Intervenciones de prevención primaria (reducción de factores de riesgo).
    • Mejorar la calidad de los alimentos y aconsejar cambios en la dieta, puesto que la obesidad y la diabetes son factores de riesgo para el desarrollo de cáncer. Se recomienda el consumo de vegetales frescos y fruta.
    • Política antitabaco: evitar el tabaquismo activo y pasivo. Un 91% de los cánceres de pulmón están provocados por el tabaco.
    • Potenciar y recomendar el ejercicio físico.
    • Regulación de las exposiciones laborales (productos químcos en fábricas o en minas).
    • Control de radiaciones ionizantes (rayos X, por ejemplo).
    • Vacunación contra los virus que provocan algunos tipos de cáncer.
    • Evitar la exposición excesiva al sol.
    • Control de los medicamentos.
  • Prevención secundaria y terciaria.
    • Mejorar la práctica del diagnóstico precoz.
    • Mejorar los servicios crlínicos de oncología.
    • Reducir el tiempo de espera para el diagnóstico y el tratamiento (entre una cosa y otra, en los mejores casos, pasa como mínimo un mes).
    • Mejorar los tratamientos.
    • Invertir en el sistema de atención sanitaria.

ESTADÍSTICAS DEL CÁNCER

A continuación podéis ver unas tablas con las estadísticas del cáncer a nivel mundial.

Habitantes Diangósticos de cáncer al año Muertes por cáncer al año
Mundo 7.000 M 10 M 6 M
USA 290 M 1,5 M 500.000
España 40 M 180.000 80.000

En las imágenes también podemos observar los tipos de cáncer más comunes en hombre y en mujeres (incidencias y muertes, datos del año 2003).

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: